Todo lo que necesitás saber para viajar en tren por Europa

///Todo lo que necesitás saber para viajar en tren por Europa

Todo lo que necesitás saber para viajar en tren por Europa

Los viajes a Europa son una de las cosas más anheladas por los amantes de los viajes. Es uno de los destinos más llamativos y completos para visitar. No importa si hacés slow travel o sos “bien turista”, siempre hay algo para hacer y conocer. Por eso en esta oportunidad te contaremos sobre lo mejor de viajar en tren por Europa. Aunque sabemos que la opción no es la más aplicable para todos, hoy te contaremos más sobre este medio de transporte.

Para recorrer el viejo continente podés elegir cualquier medio de transporte, los hay más caros o más baratos, más rápidos o no tanto. Sin embargo, una de las opciones más conocidas y deseadas por muchos viajeros es poder viajar en tren. Así que a continuación te daremos un panorama de todas las cosas que debés considerar al usar este medio de transporte.

 

Ventajas de viajar en tren por Europa

Las ventajas de elegir el tren son muchas, entre ellas:

  • Puntualidad
  • Ubicación
  • Comodidad
  • Frecuencia
  • Diversión

Veamos cada una en detalle.

Puntualidad: los trenes son el medio de transporte más puntual en Europa, llegan y se van tan a horario que es fácil perderlos si no estás en el lugar y momento indicados para partir. Sin embargo, que cumplan tan bien el horario hace que no tengas que llegar muy temprano a la estación, con que lo hagas unos 15 minutos antes, para desplazarte hasta el andén correspondiente alcanza. Esto te dará mucho más tiempo en la ciudad que el avión por ejemplo.

 

Ubicación: en este aspecto, viajar en tren por Europa es una maravilla, ya que las estaciones están siempre en las zonas más céntricas de las ciudades, donde por lo general los viajeros con poco tiempo solemos alojarnos. Esto ayuda a llegar rápidamente a la estación y sin necesidad de disponer de mucho tiempo. También es más fácil y económico llegar a las estaciones porque podés ir caminando o en un colectivo si es que estás un poquito más alejado. Además, los trenes tienen estaciones en pueblos más pequeños o alejados y que solo así podrás llegar rápida y fácilmente.

 

Comodidad: en este aspecto la comodidad es en varias cosas, por un lado, como indicamos antes, en cuanto al acceso a la estación. Por otro lado, en relación al viaje en sí mismo. Ya sea que viajes en primera o en segunda, en un traslado nacional o internacional, los asientos del tren son mucho más grandes y cómodos que los de un avión o un micro. Las personas más altas o con algunos kilos de más lo agradecerán. Si vas a dormir en el tren algunas horas es mucho más amigable para cualquier persona. Además, los trenes suelen tener mesas en los vagones que te permitirán usar tu compu, escribir, comer o lo que necesités. Hablando de comer… en los trenes podés viajar con comida de cualquier tipo más allá que el viaje sea internacional y ahorrarás mucha plata, ya que comprar en los aeropuertos o en un recorrido puede ser muy caro. Como si todo esto fuera poco, vas a poder estirar las piernas y pasear por el tren si estás demasiado cansado de estar sentado.

 

Frecuencia: viajar en tren por Europa es muy fácil con la amplia frecuencia en sus rutas, por lo general esto no ocurre en otros medios de transporte. Esto también facilita que si perdés un trayecto, rápidamente podés tomar otro tren o encontrar otra combinación para llegar al lugar que necesites cuando vos quieras.

 

Diversión: sí, el tren es el medio de transporte más divertido. ¿Por qué? Porque podés conocer gente más fácil, a veces podés viajar varias horas mirándote frente a frente con otros y así empezar una charla. Los paisajes que vas a ver por la ventana son inigualables, el avión deja mucho que desear en ese aspecto. Muchos trenes tienen wifi y podrás conectarte y ver una peli o simplemente navegar por Internet. Podés llevar lo que quieras: libros, un juego de mesa, una compu, cuaderno y lápiz, material de scrapbook, o lo que quieras para hacer de tu viaje uno mucho más entretenido.

 

Seguramente habrá otras ventajas de viajar en tren por Europa, pero con estas ya podés darte una buena idea.

 

¿Pases de tren o no?

Para viajar en tren por Europa existen dos opciones, sacar cada tramo por separado o comprar un pase de tren. El pase es un billete que te permite hacer todos los viajes que quieras dentro de un período de tiempo y en determinados países, según el pase que escojas. Sacar los pasajes por separado suele ser un poco más caro si visitás muchos lugares. En pase es más útil si irás a varios países o muchas ciudades. De todas maneras, como cada viaje es distinto, te sugerimos que cotices ambas opciones y veas cuál es la que más te conviene.

Si sacás el pase, en general tendrás que hacer una reserva antes de viajar si el traslado es internacional. Esas reservas se pagan, pero a muy bajo costo. Si usás un pase vas a tener que anotar la fecha y trayecto en el espacio dispuesto para mostrarle al controlador cuando pase por tu asiento. Ya que si no activás el pase antes de que llegue el guarda, podés tener problemas y una multa por pagar.

Si vas con pase las opciones son Eurail o Interrail, ambas funcionan más o menos igual. Sin embargo, utilizar los trenes con pase requiere un instructivo a parte. Te recomendamos este post para informarte en detalle del funcionamiento del pase.

 

Tené en cuenta que no importa si tengas o no pase; si sos extranjero, en Europa es necesario contar con una asistencia en viaje con una cobertura de al menos 30.000 euros para poder visitar el espacio Schengen, que incluye por lo general, los países que solemos visitar cuando viajamos al viejo continente.

En Compara podrás encontrar la mejor opción cotizando en nuestro comparador y seleccionando entre todas las ofertas del mercado, la más acorde para vos.

Por | 2018-09-04T14:19:37-03:00 September 4th, 2018|Viajes|Comments Off on Todo lo que necesitás saber para viajar en tren por Europa

About the autor:

Soy licenciada en comunicación especialista en temáticas financieras, de seguros y créditos. Trabajo creando contenidos útiles para difundir y ayudar a las personas a entender la letra chica de los productos financieros.

¡Suscríbete y recibe las actualizaciones del blog!